Naranjas con almíbar de jazmín

7 Comentarios

Si tienes la suerte de tener un jazmín en tu casa, o en casa del vecino, no te pierdas esta receta. En esta época empiezan a florecer con tanta intensidad, que a nadie que lo tenga plantado le importará que arranques unos puñaditos de flores.
Ojo, ten la garantía de que el jardín de donde las obtengas, no esté tratado con pesticidas o cualquier productos químicos. Así que antes de cogerla pregunta a su dueño.
La receta es muy sencilla, pero te garantizo que el perfume de este caldo de jazmín te va a encantar. Y encima la casa quedará impregnada de su olor.
En este caso lo usé sobre unas naranjas que no me habían salido muy dulces, pero también puedes usarlo con pomelo rosa y tienes un postre sencillo, bonito y sofisticado.
Si te sobra almíbar puedes utilizarlo para añadir a un zumo de naranja y tendrás una bebida refrescante fuera de lo común, con la que sorprender a los amigos.


INGREDIENTES
  • 200 ml de agua
  • 6 naranjas de zumo
  • 50 gr de azúcar
  • ramita de canela o vainilla
  • 20 gr de flores de jazmín

PREPARACIÓN
  1. Ponemos al fuego en un calderito el agua con el azúcar y la rama de canela,  esperamos a que hierva y lo dejamos  unos minutos a fuego lento 4 o 5 minutos.
  2. Apartamos del fuego y echamos las flores de jazmín sobre este almíbar y dejamos reposar hasta que esté totalmente frío.
  3. Colamos y ya podemos guardar en la nevera, para que esté bien frio cuando lo vayamos a utilizar.
  4. Pelamos las naranjas y cortamos como mas nos guste, a mi en esta ocasión me apeteció en gajos libres de piel, pero puedes ponerlo en rodajas.
  5. Solo falta colocar bonito y bañar las naranjas con la sopa fría de jazmín.
  6. Decorar con alguna florecita.

Inspirada en la receta de “Consomé dulce de Jazmín” de Iker Erauzkin

7 comentarios:

  1. Jazmín y naranjas, no puede haber una combinación más fragante.
    :)

    ResponderEliminar
  2. Qué belleza! tiene que ser una mezcla de sabor fantástica :-)

    ResponderEliminar
  3. ¡Que rico ese almíbar! a ver si lo pruebo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya sabes Esther, si no encuentras las flores por tu tierra, te llevo un puñadito de mi jardín.

      Eliminar